Experto

The LYCRA Company: Creando una industria textil más sostenible y circular

Referente mundial en la producción de fibras y tecnología para la industria de la confección y el cuidado personal, The Lycra Company pone el foco en la durabilidad de sus prendas y en economía circular en su apuesta por la sostenibilidad. Para hablar de ello y de los retos del sector textil, hablamos con Alistair Williamson, vicepresidente para Europa, Oriente Próximo y África y el Sur de Asia de la compañía, quien nos recibe en su sede de Barcelona.

Para una compañía global como The Lycra Company, ¿cómo está afectando el momento que vivimos? 

Si echamos la vista atrás y pensamos en problemas como por ejemplo el Brexit, no podíamos ni imaginarnos un contexto como el actual. Aquello que en su día nos pareció un cambio de paradigma, ahora ya no se recuerda y nadie habla ya casi de ello. Con esto quiero decir que vivimos un momento en el que parece que cada crisis supere a la anterior. Lo importante es estar preparados en todo momento y superar los retos según van llegando. 

Tras la pandemia llegaron los problemas en el abastecimiento de materias primas a nivel mundial, y lo que ha sucedido es que en Europa mucha gente empezó a reabastecer la producción local. Esto a nosotros no nos pilló por sorpresa puesto que ya disponemos de fabricas locales en cada continente. Por ejemplo, en Europa tenemos una fábrica en Irlanda del Norte y un centro logístico en Holanda.  Además, el hecho de ser globales y disponer de fábricas en Asia o Estados Unidos nos benefició puesto que se salió antes de la crisis. 

Alistair Williamson, vicepresidente para Europa, Oriente Próximo y África y el Sur de Asia de The LYCRA Company.

¿Y al mercado en general? 

Hubo segmentos de mercado que contrajeron su actividad y volumen, pero también muchos otros, como todo lo que tiene que ver con lo sanitario o la higiene crecieron exponencialmente. Un factor derivado de la pandemia es que, en algunos segmentos, en lo que a textil se refiere, se están produciendo nuevas demandas derivadas de las nuevas necesidades de la sociedad. Durante el confinamiento nos dimos cuenta de lo necesario de reconectar con nosotros mismos y de, por ejemplo, estar cómodos para poder teletrabajar o pasar largas jornadas en el hogar. Es una nueva realidad que tiende a relajar los códigos de vestimenta y esto se ha traducido en un auge de prendas que premien la higiene, la comodidad y la funcionalidad, un factor que ha beneficiado al consumo de Lycra. 

Por otro lado, las restricciones a la movilidad durante la pandemia, los periodos de confinamiento y el cierre temporal de muchos negocios ha hecho aflorar una bolsa de ahorro en la sociedad que ahora, parece que superado lo peor, se está dejando notar en el consumo, lo que es algo positivo para el mercado. El problema más acuciante vino cuando en plena pandemia hubo que hacer previsiones sobre 2021. Nadie esperaba ese auge tan grande y se produjeron muchas roturas de stock, quizás por un excesivo conservadurismo a la hora de planificar. 

Según las cifras de ventas de moda íntima y baño en Europa en el punto de venta especializado el pasado año, los datos son positivos… ¿Coinciden desde Lycra en este optimismo?

Coincidimos, más que en sobre las ventas, en el enfoque que está tomando el mercado y la sociedad, demandando, cada día más, prendas más cómodas y que implican, por ejemplo, una mayor elasticidad. Mayor rendimiento de estas implica mayor innovación en cuanto a tejidos y fibras. Y ahí es donde ponemos el foco, apostando por la innovación constante y sostenida para aportar fibras y tejidos adaptados a las nuevas necesidades. Cada día más, la frontera entre funcionalidad y tendencias está más difusa. La moda está cambiando y tiende la comodidad. 

© The LYCRA Company

¿Y la sostenibilidad no? 

También, por supuesto. Cada día más hay una consciencia común creciente en este sentido. Nuestra reflexión ha sido poner el foco en variables como la circularidad de la economía (y de las prendas) y sobre todo al valor de la durabilidad de estas. Nuestra fibra Lycra Xtralife® por ejemplo, aplicada a una prenda de baño, hace que resista más al cloro o al sol, entre otros factores. A mayor calidad, menos desgaste. A menos desgaste, menos consumo y más respeto por los recursos del planeta. 

Siempre han sido precursores… 

En cierta manera, si. Ya en 2008 pusimos en marcha The Lycra Company Planet Agenda, un programa operativo sostenible que afecta a todos los aspectos de nuestro negocio y que se basa en la creencia de que podemos contribuir a una industria textil (y de la moda) más sostenible aportando conocimientos, tecnología, productos y procesos que añadan valor al sistema, a la vez tiempo que conservan los recursos naturales. Ahora este compromiso lo hemos querido hacer extensivo también a nuestros clientes. No sólo nosotros queremos hacerlo bien si no toda nuestra cadena de valor. 

Nuestra apuesta aquí es decidida y firme y todos nuestros esfuerzos están dirigidos a reducir el consumo reducir el consumo de materias primas derivadas del petróleo y minimizar el impacto medioambiental de nuestra actividad. Por aportar algunos datos, por ejemplo, el 100% de los productos EcoMade tienen la certificación Global Recycling Standard, además, 25 de nuestros desarrollos han recibido el certificado de salud de materiales C2C Gold Level y el 100% de nuestros centros de producción están certificados bajo el estándar 100-OEKO-TEX® y han completado el proceso de auto certificación FEM de Higg. 

Finalmente, en relación con la sostenibilidad, destaca el desarrollo que estamos haciendo mediante fibras o tejidos obtenidos a partir de materias primas como el maíz o fibras como LYCRA® EcoMade que desvía los residuos pre-consumo devolviéndolos a la producción y que dan como resultado prendas altamente funcionales, elásticas y cómodas o Coolmax® Ecomade, desarrollado a partir de botellas de plástico recicladas, entre otras muchas. 

Aún así, en términos de ventas, el precio, al menos en España, hace que la sostenibilidad sea aún una variable relativa dando paso a variables como el ajuste o la comodidad. 

El mundo está cambiando de forma muy rápida y el desafío de la industria pasa por adaptarse rápidamente a los cambios. Nosotros tenemos que hacerlo y nuestras prendas también. En este sentido una tendencia clave que percibimos en el mercado es el tallaje inclusivo y simplificado, la comodidad, la versatilidad, la adaptabilidad, los patrones simplificados de las prendas y la funcionalidad. En este sentido nosotros hemos desarrollado la fibra LYCRA® ADAPTIV que proporciona la fuerza de recuperación adecuada para mantener el ajuste y proporcionar la forma y la compresión necesarias. 

© The LYCRA Company

En relación con el cliente profesional, acaban de poner en marcha Lycra One ¿Cómo funciona? ¿Qué resultados está teniendo? 

Básicamente es un portal B2B para los clientes donde encontrar todos nuestros recursos y soluciones. Teníamos mucho que ofrecer, pero debíamos estructurar la oferta, clasificarla y centralizarla. Y en eso consiste, en ofrecer un centro de recursos donde encontrar soluciones, información, etc. Además, no es sólo un trabajo nuestro. Estamos invitando también a nuestros clientes a que puedan alojar un showroom virtual con sus tejidos, lo que permitirá crear una especie de mercado global de tejidos. Pero todo esto requiere de tiempo. Los resultados están siendo interesantes, pero hay que seguir trabajando. 

Entrevista publicada en el ejemplar digital especial «Dossier Ventas 2021 + Tendencias Futuro Lencería y Moda Baño (Abril 2022). Descárgatelo aquí.

NO TE PIERDAS...

¡DALE UN VISTAZO!
Cerrar
Botón volver arriba