ExpertoModa íntima

El momento dulce de Simone Pérèle

Hablar de Simone Pérèle es hablar de refinamiento y expertise corsetero. Es hablar de tradición, buen gusto e historia de la moda íntima. De glamour y de estilo. Y de encajes, de tules, de bordados, de patrones perfectos y de sutiles detalles lenceros. Todo ello siempre pensando en una mujer moderna a la que se refieren como “heroína cotidiana”. Para hablar de su posición en el mercado y de cómo lo afrontan en los momentos convulsos que atravesamos, hablamos con José Miguel Rubí, director general de la marca francesa para el Sur de Europa.

Acabamos de vernos en la pasada edición de las ferias SIL/ILF. ¿Cómo ha sido este reencuentro con el sector?  

Como en anteriores ediciones la valoración ha sido positiva, el mercado en la coyuntura actual en la que nos encontramos agradece este tipo de encuentros después del parón de los últimos años debido a la pandemia.

José Miguel Rubí, director general de Simone Pérèle para el Sur de Europa.

Y hablando del sector en general, en un contexto económico, político y social complejo a nivel global, ¿cómo está afectando al mercado de la moda íntima? ¿Y a la firma en particular? 

A nivel general el consumo se ha reactivado en gran medida. No obstante, el concepto inflacionista actual supone un riesgo al que sumar el problema generalizado en los procesos industriales y la cadena logística. A nivel grupo, en Simone Pérèle nos encontramos en un momento “dulce” en cuanto a respuesta de nuestros clientes detallistas, traducido lógicamente gracias a una buena respuesta de las consumidoras. Todo ello es el resultado el buen trabajo que hay detrás a nivel transversal (producto-comunicación, marketing, equipos…). 

¿En qué medida la pandemia ha modificado los hábitos de consumo de lencería?

Han cambiado ciertos hábitos… La necesidad de prendas más cómodas ha sido una constante, y ya en postpandemia, el concepto se mantiene, si bien, se ha vuelto a los cánones habituales de consumo. En nuestro caso, hemos sabido responder a ello reforzando en nuestra oferta el concepto loungewear, no olvidando tampoco nuestra ya tradicional y solida propuesta de básicos-fancy-glamour.

© Simone Pérèle

En cuestión de prioridades, comodidad y precio son las variables que el mercado más demanda ¿Han cambiado los gustos de las mujeres?

El mix de la prenda cómoda, el buen sentar de la marca como valor diferencial y una elegancia moderna como eje transversal de nuestra colección se ha visto muy bien respondida por parte de nuestros clientes. Considero que la marca es hoy un referente de la oferta en el mercado de lencería premium a un precio abordable, siendo este el eje principal de nuestra estrategia en los próximos años. 

Nuestro fitting se ha valorado bien en pandemia y después. Es un fitting ligero, pero a la vez seguro, que permite su uso durante toda la jornada. Es realmente un valor diferencial con respecto a otros actores del mercado, todo ello unido a un amplio abanico de formas, desarrollo de copas y tallas que permite llegar a una gran cantidad de consumidoras.

El canal detallista habla de problemas en la cadena de suministro. ¿Les está afectando? 

Alguna dificultad existe sin duda, no obstante, nuestro equipo industrial está trabajando para ir solucionando los problemas y que estos afecten lo menos posible a nuestros clientes. En estos momentos un valor importante que quiero destacar es la solidez en cuanto a nuestros niveles de stock para poder atender con agilidad y rapidez la demanda de nuestros clientes, partiendo de la importancia en nuestro porfolio de venta, nuestra amplia oferta de colecciones permanentes (Andora-Caresse-Delice-Karma-Saga-Wish). 

Y al canal de distribución detallista, ¿cómo ayudarles/potenciarles?

Para mí la clave del éxito en el canal detallista pasa por desarrollar un partenariado a todos los niveles cada vez más sólidoEste punto para mí fundamenta la cultura con que nuestro todo equipo trabaja, ya no solo en los mercados de los cuales soy responsable sino a nivel internacional como grupo. La relación “presento la colección y cliente me compra”, es historia. Un plan de trabajo en común en todos los ámbitos (producto, comunicación, marketing, redes sociales) es la base del éxito.

En este sentido, un aspecto a destacar es el desarrollo de las herramientas digitales para apoyar a nuestros clientes en sus redes sociales con un amplio y moderno catálogo de fotos, imágenes de lifestyle y videos, que hemos desarrollado en estos últimos años. El retorno por parte de nuestros clientes es de mucha satisfacción.

©Simone Pérèle

Dirige las operaciones en España e Italia, dos países culturalmente parecidos, pero…  

Si es cierto, parecidos, los dos latinos, sur de Europa… pero a la vez diferentes. Se trata de consumidoras con valores de consumo distintos. Por una parte, la consumidora española demanda más nuestro concepto básico y Fancy, mientras que la italiana tiende a demandar en mayor medida el concepto glamour. No obstante, el valor transversal de la marca de “elegancia y buen sentar” es igualmente un valor clave en ambos mercados. 

En un sector tan atomizado, ¿cómo competir y diferenciarse? 

Cada marca tiene que buscar su concepto. Definirlo y desarrollarlo en profundidad. En nuestro caso, es claro, y nuestro objetivo de pasa por ser la marca referente en el segmento premiun a un precio abordable en los próximos años. Es nuestro eje transversal de trabajo. Todo ello reforzando nuestros valores tradicionales, siempre fundamentales de elegancia atemporal, buen sentar y calidad.

Otro punto clave en los últimos años pasa por la sostenibilidad. ¿Cuál es la apuesta de la marca en este apartado? 

Es un tema en donde nuestro compromiso es total. Hemos lanzado hace ya 2 años nuestro programa Simone Cares; un programa internacional basado por una parte en el respeto y cuidado máximo del medio ambiente y por otro en el apoyo a sectores sociales con menos recursos y más necesidades. Es realmente un programa muy bonito que ha impregnado en el conjunto de los equipos, con un gran compromiso por parte de todos nosotros.

Nuevas realidades, nuevos consumidores. ¿Qué papel juega Simone by Simone Péréle en este sentido? ¿Cuál es la propuesta para esta línea más dinámica? 

Se trata de una nueva propuesta en el interior de nuestra marca. Un concepto de “colección cápsula” para una mujer que busca un concepto de moda intima como bien dices, más dinámica. Es decir, la tendencia del momento, formas y tejidos innovadoras no apartándose en ningún momento de los valores de la marca: elegancia, confort y calidad, si bien el posicionamiento de precio, un segmento inferior al resto de la oferta permite a nuestros clientes poder optar a captar a una consumidora de un perfil más joven que, normalmente, se mueve en otros canales de distribución. Los primeros resultados son de muy buena aceptación por parte de nuestros clientes.

© Simone by Simone Pérèle

Y claro está, la digitalización. ¿Cómo atender al canal digital sin canibalizar al canal tradicional? 

La digitilización es una realidad que ha llegado para quedarse en el canal. Es obvio. Creo que hay que verlo como una oportunidad no como un riesgo. En nuestro caso el refuerzo de las herramientas digitales puestas a disposición de nuestros clientes a través de nuestra intranet es un buen ejemplo. La pandemia en este sentido ha conseguido un dinamismo de una gran parte del canal importante, y la visión del canal detallista tradicional empieza a cambiar y a también verlo como una oportunidad más que un problema. Muchos ejemplos de éxito digital de nuestros clientes tradicionales podrían enumerarse, y a remarcar, con pocos recursos.

*Entrevista publicada en la revista física (CYL221, julio 2022)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

NO TE PIERDAS...

Botón volver arriba