Moda íntima

Lencería comprometida con la mujer

Coincidiendo con la celebración del Día Internacional del Cáncer de Mama, repasamos algunas de las iniciativas y productos de lencería y moda íntima dirigidos a mejorar la vida de las mujeres y promover acciones de investigación y detección precoz de esta enfermedad.

Con el objetivo de promover, sensibilizar y concienciar a la sociedad sobre la importancia de realizarse exámenes periódicos para una detección temprana del cáncer de mama, cada día 19 de octubre se celebra mundialmente el Día Internacional del Cáncer de Mama, una efeméride a la que desde CyL Moda Íntima nos queremos sumar. 

Así, según datos de datos de la Asociación Española contra el Cáncer (AECC), cada año 25 mil mujeres sufren de esta enfermedad anualmente, siendo el tumor maligno más común entre las mujeres de nuestro país. Por ello, desde la asociación española han puesto en marcha este año la campaña “El rosa es más que un color” a través de la que se pone de manifiesto todo lo conseguido, pero también todo lo que resta por hacer. Para recaudar fondos, AECC ha puesto a la venta una camiseta solidaria que puedes adquirir aquí o a través de una sede provincial de la propia asociación. 

© AECC

Además, cada vez son más las marcas con una conciencia creciente sobre la importancia de un diagnóstico precoz y poco a poco van sumando iniciativas y acciones dirigidas a promover y concienciar a la sociedad, así como creando prendas, líneas de producto y colecciones adaptadas a las mujeres que cada día se enfrentan a la enfermedad en el mundo. Una de ellas es la firma lencera Anita, que con su marca Anita Care lleva más de 50 años de experiencia en este tipo de prendas para el cuidado óptimo de las mujeres que pasan por esta enfermedad y que ya en la década de los setenta creó las primeras prótesis de mama y los primeros sujetadores especiales para mujeres que portan prótesis. Entre su gama de prendas específicas encontramos corsetería y bañadores protésicos, prendas postoperatorias, sujetadores especiales para radioterapia y prótesis de mama. 

La principal característica de la marca Anita care es el llamado sistema TriProVita, ue asegura la perfecta adaptación de las prótesis de mama con los sujetadores y bañadores gracias a que la marca diseña y fabrica todas sus prótesis y la lencería protésica en sus propias instalaciones, es decir, cada talla de prótesis de Anita está diseñada teniendo en cuenta el patronaje exacto del sujetador que le corresponde en la misma talla. 

Además, el hecho de no externalizar la producción les permite llevar a cabo múltiples controles que comprueban la perfecta adaptación de todo lo que se lanza al mercado asegurando que las mujeres van a sentirse seguras y cómodas en su día a día, porque el objetivo fundamental de sus productos es que las mujeres recuperen, en la medida de lo posible, su vida normal cuanto antes.

© Anita Care

Además de con sus prendas, Anita care colabora todo el año con muchas asociaciones de mujeres afectadas por el cáncer de mama como, por ejemplo, con la donación de prendas y prótesis, o en la organización de eventos como carreras y desfiles para visibilizar la enfermedad. Además, este año Anita care vuelve a estar presente en el 40º Congreso de la Sociedad Española de Senología y Patología Mamaria, que tendrá lugar en Oviedo del 20 al 22 de octubre, apoyando la formación del personal sanitario con un Simposio especializado en la toma de medidas para calcular la talla de los sujetadores de compresión postquirúrgicos.  

© Selene

Por su parte, la firma lencera Selene también dispone de una línea “care” con prendas postquirúrgicas pensadas especialmente para los días posteriores a una intervención quirúrgica ofreciendo versatilidad y comodidad absoluta a la mujer. Además, dispone también de una línea de sujetadores protésicos de diseño actual que ofrecen una sujeción perfecta y cómoda tras una cirugía, como el modelo Inés, sin aros, con copa de foam y confeccionado en un elegante tejido Jacquard que incorpora un suave forro interior para alojar la prótesis. Además, con la compra de cualquier producto de su línea Care estás colaborando en la lucha contra el cáncer puesto que la marca mantiene un acuerdo de colaboración con la AECC. 

© Chantelle

En este mismo sentido, la firma lencera francesa Chantelle también se ha volcado con el Octubre Rosa, apoyando en Francia a la asociación Ruban Rose y donando 2 euros por cada compra de cualquier prenda de su línea Softstrech en su web, y que incluye multitud de sujetadores y prendas variadas con el común denominador de la suavidad y la comodidad total. 

© Aubade

Otra firma que también colabora con la asociación Ruban Rose es la también francesa Aubade, que con más del 95% de su plantilla formada por mujeres y con más de seis décadas dedicadas a la lencería y a acompañar a las mujeres en su vida cotidiana respondiendo a sus deseos y necesidades, no puede dejar de implicarse en la lucha contra el cáncer de mama, colaborando de forma activa con la ONG. Así, del 1 al 31 de octubre, Aubade donará el 10% de sus ventas de la línea Lovessence, además de haber puesto en marcha la campaña “Muestra tus senos” que incluye cinco visuales en blanco y negro muestran a una mujer quitándose el sujetador, acompañados de una firma contundente: «Enseñar los pechos puede salvarte la vida». 

© Marie Claire 1907

En el caso de la marca valenciana Marie Claire, este año ha querido apoyar la labor del Grupo de Investigación del Cáncer de Mama (GEICAM) que con su movimiento “Stay Positive” trabaja en la investigación y en la prevención como único medio de superación de la enfermedad, y que este año lanza la campaña #DetrásdelaCifra y que pone de relieve que detrás de cada porcentaje sobre el cáncer de mama hay una persona, una vivencia, una familia, una realidad y un entorno que se ven afectados por este tumor. Además, con motivo de esta efeméride, Marie Claire organiza una charla online con Vega Iranzo, médica oncóloga del Hospital General de Valencia, para informar y concienciar a la gente de esta batalla y ha lanzado un pijama con el nombre del movimiento ‘ Stay Positive’ y con el color rosa, como, sinónimo de supervivencia, fortaleza e investigación, cuyos fondos irán destinados a GEICAM. 

My Pink Slip, by Cotonella

Bajo el lema “Siempre contigo, a tu lado”, la casa italiana Cotonella, distribuida en España por Parera Grupo también mantiene un acuerdo de colaboración desde 2019 con la Fundazione Umberto Veronesi y ha pouesto en marcha multitud de iniciativas coincidiendo con este mes, además de apoyando a la investigación a través de un porcentaje de las ventas de sus braguitas My Pink Slip

© Maison Lejaby

En el caso de la firma de lencería Maison Lejaby, este año se suma a la campaña contra en cáncer de mama impulsada por El Corte Inglés a través de sus diferentes acciones: lazos rosas para clientes y empleadas, iluminación especial en el córner, charlas de prevención para empleadas y la donación de un euro por cada sujetador adquirido. Así, el importe recaudado servirá para financiar el proyecto de investigación español que está realizando un equipo multidisciplinar de los hospitales Clínic de Barcelona, Doce de Octubre (Madrid), Vall d’Hebron (Barcelona) y la Universidad de Navarra, bajo la dirección del doctor Aleix Prat.

En el caso de la firma portuguesa Impetus, tampoco han querido dejar pasar la ocasión y se suman al Octubre Rosa destinando un 20% de las ventas de su colección de Otoño/Invierno 22/23 a la lucha contra el Cáncer de mama durante todo el mes, poniendo su granito de arena a una causa para todas las mujeres que luchan cada día con una condición de salud delicada.

© Hanro

Otra firma que quiere contribuir a la causa dentro del sector moda íntima es Hanro, que por cada sujetador de sus colecciones vendido durante todo el mes de octubre donará 5 euros a las respectivas asociaciones Pink Ribbon en cada país partricipante en la promoción (no en España). 

© Wolford

Por su parte, la marca Wolford ha lanzado un body rosa de edición limitada de su mítico modelo Colorado y de cuyas ventas donará un porcentaje a las asociaciones Fundación de Investigación del Cáncer de Mama en los Estados Unidos y la Fundación IEO-Monzino en Europa. Puedes hacerte con este exclusivo body aquí. 

© Matador Books

Finalmente, en otro orden, no está de más que, de cara a tal fecha, te hagas con una edición de “Tits Up”, el libro de Carole Paterson, un viaje personal a través de su día a día como paciente de cáncer y en el que pone de manifiesto la lucha por la vida a través de cada una de las etapas de esta compleja enfermedad y con el que intenta encontrar luz en la oscuridad cuando puede, compartiendo algunos de los momentos de humor que la autora experimentó durante su enfermedad. Un must literario honesto y escrito con una mezcla de sensibilidad y franqueza. Cómpralo aquí (solo en inglés). 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

NO TE PIERDAS...

Botón volver arriba