EXPERTO

Lencería: salud y belleza tras un proceso quirúrgico

En 2016, España se convirtió en el quinto país del mundo en el que más intervenciones de cirugía estética reparadora se realizan del mundo, un hecho en el que marcas y firmas de lencería han reparado aportando al mercado líneas específicas de productos para procesos postquirúrgicos y que está haciendo que detallistas especializados, más allá de los establecimientos especializados en protésicos, vean en este segmento de mercado un nicho que atender y que suma un valor añadido en la ecuación oferta-demanda y beneficios para el comercio especializado.

Auspiciadas por el auge del culto al cuerpo, el concepto de wellness y bienestar personal que se ha instalado en la sociedad actual, tanto en los planos físico como psíquico, así como la normalización y banalización de este tipo de intervenciones, tanto en precio como en paradigma social, ha hecho que cada día más, aumenten en nuestro país el número de intervenciones estéticas reparadoras, alcanzando según la Asociación Española de Cirugía Estética Plástica (AECEP) el quinto lugar en el ranking internacional de países que más intervenciones de este tipo realiza en todo el mundo, por detrás de países como Corea del Sur, Bélgica, Brasil y Grecia.

Anita

Este dato se refiere únicamente a intervenciones que requieren de cirugía médica, puesto que si se suman los procedimientos médicos reparadores que no implican procesos quirúrgicos, tales como implantes capilares, rejuvenecimiento facial o tratamientos con botox o ácido hialurónico, este dato sitúa a nuestro país como el 12º a nivel internacional según el último informe anual de la International Society of Aesthetic Plastic Surgery (ISAPS), con un total de 473 mil intervenciones estéticas en 2016, un 2% del total de intervenciones que se realizan anualmente en todo el mundo. De estas, cerca de 225 mil son mediante procedimiento quirúrgico.

Aumento del 11% las cirugías estéticas mamarias

En este mismo informe, la ISAPS sitúa a las cirugías estéticas mamarias entre los procedimientos que más han incrementado, con una evolución del 11% entre los años 2015 y 2016, y que representa el 15,8% de las intervenciones reparadoras a nivel internacional, seguido de liposucción (14%), cirugía de párpado (12,9%), rinoplastia (7,6%) y abdominoplastia, con el 7,4% de los procesos. Además, hay que añadir que, de todos ellos, el 84,6% se dirige a mujeres principalmente.

Atendiendo a estos datos y a hechos como el que señala el diario El Español que aseguran que la percepción de la propia imagen y los cánones de belleza actuales están incidiendo en la normalización de este tipo de procesos, siendo incluso, en el caso de las operaciones estéticas mamarias, una tendencia creciente como regalo de moda y que ratifica la banalización de procesos de este tipo.

Un nicho de mercado que atender

En este sentido, es normal que el sector de la moda íntima y la lencería, tanto fabricantes y marcas como detallistas, fuera aparte de los especialistas protésicos, vean en este segmento de mercado de prendas específicas para procesos postquirúrgicos un nicho de mercado que atender en aras de crear nuevas líneas de negocio que aumenten las ventas y generen relaciones de confianza con los consumidores.

Selmark

Así, encontramos múltiples marcas que han sumado en los últimos años a sus colecciones de moda, líneas paralelas para atender a este tipo de prendas, como es el caso de la firma española Selmark, que con su línea Care presenta prendas específicamente pensadas para necesidades concretas y con funcionalidades específicas para dada caso, incluyendo tanto piezas diseñadas para tratamientos que son consecuencia de una patología mamaria así como aquellos que se dirigen a procesos postquirúrgicos de tipo estético reparador. En opinión del fabricante gallego, “ya no nos conformamos con cualquier cosa, queremos prendas que sienten bien, que su uso cumpla la función para la que se han concebido y sobre todo la certeza fiable de que la marca es eficaz con sus productos. Hemos de dar respuesta a las necesidades concretas y frecuentes de nuestras consumidoras”.

Apoyadas, testadas y recomendadas por profesionales del sector de la salud, que han asesorado en el desarrollo de este tipo de prendas, esta línea de cuidado íntimo de Selmark incluye desde vendajes compresivos y arneses postoperatorios a sujetadores diseñados para la lactancia, para procesos de recuperación tras radioterapia o para mujeres que han superado una mastectomía o tumorectomía.

Especificidades técnicas de las prendas postquirúrgicas

Entre las características de este tipo de prendas, comunes a casi todos los fabricantes, patrones diseñados “pensando en la eficacia y la funcionalidad sin renunciar por ello al confort y la forma natural del pecho”. Para ello, se evitan los elementos rígidos en las prendas, se elimina el uso de sustancias nocivas para la salud y se emplean tejidos certificados o algodones como Supima®, especialmente indicado para este tipo de prendas por su suavidad, resistencia y durabilidad.

En el caso de Anita, empresa pionera en el desarrollo de sujetadores postquirúrgicos para casos de cáncer de mama, la evolución de este tipo de prendas pensadas para procesos reparadores y estéticos ha sido lógica y relativamente sencilla dada su experiencia y especialización, con una línea Care que incluye un amplio surtido de prendas diseñadas para comprimir suavemente la zona afectada en la cirugía, estabilizando e inmovilizando la zona afectada y favoreciendo el proceso de curación gracias a una presión moderada de la cicatriz o áreas afectadas.

En el caso del fabricante alemán, nos aducen al informe publicado por la Sociedad Española de Senología y Patología Mamaria (SESPM) junto a varios hospitales españoles, para defender que “el uso de este tipo de prendas, como el sujetador postoperatorio en el caso de una intervención de estética mamaria, reduce las complicaciones generales del postoperatorio y mejora la calidad de vida de las pacientes en comparación con el apósito o vendaje clásico compresivo que se suele utilizar en estos casos” y que además se puede complementar con otro tipo de piezas ergonómicas que permiten la fijación y mejoran significativamente los resultados de un proceso de recuperación postoperatoria.

Leonisa

En el caso del fabricante colombiano de moda íntima y baño Leonisa, con cada vez más presencia en el mercado nacional, y europeo, esta línea de negocio de prendas moldeadoras para procesos postquirúrgicos cada vez va ganando mayor cuota de mercado, e incluye prendas diseñadas específicamente para este tipo de procesos, “incluso para hombres, con chalecos compresores y bodysuits moldeadores que gracias a su composición y materiales optimiza los procesos de recuperación y aporta enormes beneficios a la hora de recuperarte de una operación reparadora”.

Aún así, atendiendo a esta demanda cada vez más amplia de productos específicos para la salud postoperatoria por parte del público general, los fabricantes aseguran que de momento son pocos los establecimientos especializados en moda íntima los que incorporan en sus lineales este tipo de prendas, siendo los detallistas protésicos los que se llevan la palma. No obstante, los beneficios que comporta a nivel ventas y la tendencia creciente a someterse a este tipo de operaciones, sumado a la concienciación por parte del consumidor a emplearlas para mejorar el proceso de recuperación está haciendo que cada día más los establecimientos lenceros clásicos piensen en este segmento de mercado como una manera de aumentar la competitividad y mejorar su oferta.

Más allá de la moda íntima específica

En este sentido, y de acuerdo a la tendencia creciente en el sector detallista a incorporar productos complementarios a la oferta textil íntima, este tipo de prendas postquirúrgicas casa perfectamente con la inclusión en los lineales de las tiendas de lencería de productos reparadores y cosmética dirigida a optimizar los procesos postquirúrgicos, y suponen otra vía de negocio a explorar y que ya algunos detallistas ofertan a sus públicos.

Así, desde la revista Esthetic World, especializada en belleza, cosmética y salud, ven con buenos ojos esta posibilidad de ofertar fuera de sus circuitos habituales este tipo de productos, siempre y cuando estos no requieran de prescripción médica. En este sentido, afirman que este tipo de productos basados en principios activos y regeneradores celulares aportan enormes beneficios y son perfectamente complementarios al empleo de prendas específicas en los procesos de recuperación postquirúrgica, ayudando a optimizar los efectos y acortar los plazos.

Firmas como Selvert o Naqua, especializadas en cosmética profesional avanzada incluyen en sus catálogos de productos, cremas modelantes, sérums y exfoliantes naturales que, gracias a su composición actúan, como agentes regeneradores, hidratadores y recuperadores de la piel encaminados a este tipo de procesos post cirugía.

 

 

 

 

Leer más

NO TE PIERDAS...

¡DALE UN VISTAZO!

Close
Close
Close

Adblock detectado!

Para visualizar nuestro contenido desactiva el bloqueador de anuncios. No hay SPAM malicioso
Para divulgar las firmas y colecciones de moda íntima y baño entre profesionales y consumidores.
La guía de
MARCAS
VER LA GUÍA
VER LA GUÍA
La guía de
MARCAS
Para divulgar las firmas y colecciones de moda íntima y baño entre profesionales y consumidores.
Al continuar sin cambiar la configuración de cookies, asumimos que está de acuerdo con esto.
Usamos cookies para que tenga la mejor experiencia en nuestro sitio web.
Estoy de acuerdo
Usamos cookies para que tenga la mejor experiencia en nuestro sitio web.
Al continuar sin cambiar la configuración de cookies, asumimos que está de acuerdo con esto.
Estoy de acuerdo