ACTUALIDAD

Hablamos con Isabel López, experta bra fitter

Independientemente de la fuente o estudio consultado, en España un altísimo porcentaje de mujeres desconoce qué talla de sujetador utiliza, un error común que puede tener consecuencias para la salud, física y emocional. Por eso, a través de Isabel López, una experta bra fitter, vamos a conocer los secretos y claves de esta técnica clave a la hora de comprar tu sujetador ideal.

Andaluza de nacimiento y manchega de adopción, Isabel López es una madre de familia a laque le encanta el campo, la naturaleza, el silencio y los abrazos de más de seis segundos. Autodidacta, creativa, apasionada con su profesión desde su establecimiento Soloisa en Manzanares (Ciudad Real) asesora a clientas y forma a profesionales en una materia que considera vital para la supervivencia de un negocio que ama y mima con máximo detalle.

¿Qué es el brafitting?

En términos generales, el conjunto de acciones encaminadas a encontrar la talla y copa de sujetador a la medida, además del patrón que mejor se adapta a una mujer.

¿Desde cuándo ofrece este servicio?

Como tal desde 2009 si bien, siempre he asesorado en probador aunque no de forma tan especializada. Por aquel entonces formaba parte de una franquicia que sólo fabricaba copas B y hasta la talla 100, y recuerdo que muchísimas veces me sentía frustrada al no ayudar a encontrar a la clienta lo que buscaba. Entonces, una firma inglesa me ofreció realizar un evento con una asesor y para mi fue determinante; pensé, “¡cómo no he conocido esto antes!!

Lo tuve tan claro que durante muchos años fui a contracorriente. Las clientas me miraban desconfiadas, pensaban que me estaba inventando algo que les quería cobrar. No cejé en mi empeño y aquí sigo, con firmas corseteras especialistas que fabrican por y para la mujer de hoy.

¿Cómo se ha formado en esta materia?

En un principio, a través de cursos y seminarios con fabricantes y después he seguido formándome en materias relacionadas con la mama, morfología, etapas vitales de la mujer, etc. Además, realice un curso de Patronaje Básico de Corsetería en AITEX y me maravilló lo complejo de la confección de una prenda que tan poca estima se le tiene.

¿Cuáles cree que son las claves para un buen asesoramiento en tienda?

Ofrecer sensación de cercanía sin abrumar es el primer paso. Una actitud positiva, escucha activa, un ambiente cálido que transmita intimidad. Luego está el no decir nunca “no, esa no es tu talla, tu talla es tal”. A una mujer que lleva pensando toda la vida que tiene una 100B, por ejemplo, y a primera vista se puede apreciar que posiblemente tiene una 90D, le espera un largo camino hasta entender lo que conocemos. Es más, quizás no quiere saberlo, por lo tanto, nuestra labor es escuchar, y realizar las preguntas pertinentes, observar, y en el probador llegará el momento de medir, ajustar y explicar. Además, es sumamente importante conocer la morfología femenina en sus distintas etapas vitales y si no se dispone de la talla y copa adecuada nunca vender por vender.

¿Cree que todas las mujeres deberían someterse al asesoramiento de un brafitter?

Más que “deberían”, diría que sería muy positivo para ellas. La compra de un sujetador es muy importante ya que ha de quedar como una segunda piel. Afortunadamente hemos avanzado algo en estos años y más o menos les suena que existen tallas y copas, pero de ahí a saber cuál es la apropiada para ella hay una gran diferencia. He encontrado clientas con sujetadores “buenos y caros” como les gusta decir, y llevar toda la vida la talla y copa equivocadas sin cambiar de talla porque “es la que siempre gastan”. En estos casos, al final, la experiencia me dice esa prenda acabará en el fondo del cajón porque “esa marca no me sienta bien”.

¿Qué le diría a aquella clienta que, por su fisonomía, evita ir a la tienda especializada y compra online sin garantías?

Pues le diría que es perfecta tal y como es, pero que merece disfrutar de un servicio personalizado y encontrar un sujetador adecuado invirtiendo tanto en su salud física como emocional.

The Every Girl ©

¿Existe un método eficaz para ejercer el brafitting online?

El contacto físico y la observación cercana de la mujer que precisa un bra fitting hace difícil que se pueda hacer a distancia. Existen multitud de aplicacioneso calculadoras, que son efectivas en la medida del surco submamario, si bien en la copa casi siempre fallan, no por la aplicación, sino quizás en la forma de medición de la usuaria.

En algunas webs se explican cuales los síntomas que delatan el uso de un sujetador inadecuado y los trastornos que conlleva. Eso debería ser suficiente para dejarse ayudar. El problema es que hay muy pocas corseterías que asesoren de forma adecuada y dispongan de todas las tallas. Eso aboca a la usuaria a probar en webs de “gangas” para ver si les vale, ya que el gasto no es excesivo. No digo que sea imposible, pero si intrusivo, pues haría falta al menos ver a la usuaria a través de videoconferencia o imagen y no sé si muchas estarían dispuestas a ello.

¿Por qué cree que en España tenemos tanto desconocimiento sobre la talla a utilizar?

Si hacemos un recorrido por los “fabricantes españoles” que van más allá de la copa C nos daremos cuenta que no se puede vender lo que no se fabrica. Un ejemplo. Hay fabricantes que en cuanto suben una copa reducen una o dos tallas. Inaceptable a mi parecer. Se centran en las “tallas comerciales”. Esto provoca que si una clienta que usa una marca cambia, por el motivo que sea, de talla en unos meses, cuando venga pidiendo su marca habrá que decirle que no se fabrica, lo que genera desconcierto.

Si no fabrican tallas y copas, y no dan formación a sus vendedores sobre este tema¿cómo pueden vender a una corsetería si ni siquiera ellos mismos disponen de un argumentario de conocimientos básicos? ¿Cómo, si solo le dan el muestrario, les dicen, “a vender más…” Me consta que muchos comerciales sienten frustración, intentan hacer llegar ideas y preocupaciones a sus superiores, quejas que transmitimos a pie de mostrador y ahí se quedan, porque no les prestan ni la menor atención. Y es que, es cuestión de matemáticas. Si un fabricante cualquiera tuviera el surtido necesario, no digo yo en las mismas cantidades por talla y copa, sino un surtido suficiente, se encontraría cada temporada con al menos 6 copas, (de la B a la G), con al menos 7 tallas (85 a 115), con al menos 4 patrones, con al menos 3 colores básicos y alguno de color… ¿Hacemos la cuenta? Mejor lo dejamos ahí.

¿Piensa que a nivel educativo se podría hacer más as para solucionar este problema?

Vivimos en la era del photoshop, del Social Media, donde siempre hay que estar divinos. Claro que se podría hacer más. Sin embargo tengo que decir, que cada día más, los centros educativos (en mi localidad, por ejemplo) están concienciados e incluyen en sus programas temas transversales encaminados hacia ello, además de charlas sobre alimentación, hábitos saludables, autoestima, prevención de malos hábitos, etc.

Además de la experiencia de tantos años que muchas profesionales y detallistas españolas tienen ¿qué  técnicas y ventajas aporta un curso de brafitting?

Las principales ventajas son aumento de la rentabilidad, clientes más fieles, distinción de la competencia generalista, satisfacción, reconocimiento por la labor bien hecha y la sensación de que contribuyes a la evolución de la mujer. Hoy en día la especialización y formación es clave para quien quiera mantenerse.

¿Hay relevo generacional en los detallistas de intimo y baño en España?

No tengo muchos datos sobre este aspecto, aunque lo que vengo observando es que cuando un comercio detallista tradicional cierra por jubilación intenta traspasarlo sin llegar a conseguirlo. Por supuesto hay casos en los que si, pero la mayoría desaparecen. El aumento de competencia de grandes cadenas con sus precios low cost hace que ni se lo planteen.

¿Cómo ve el futuro de la tienda especialista en moda íntima y baño?

Creo firmemente que el reciclaje y especialización es una alternativa de negocio en estos tiempos. Cada vez chicas más jóvenes tienen pechos más grandes con contornos más pequeños, y al contrario, y buscan apoyo. Mientras no lo encuentren cerca, seguirán recurriendo a las compras por internet. Cuantas más especialistas y más fácil lo pongamos, más fácil será la labor. Es más, yo propondría el asociacionismo de comercios especialistas para apoyarnos entre nosotros. Hay que quitarse el complejo de que la competencia es mala. Al contrario, la competencia hace que nos propongamos ser mejores y no “dormirnos en los laureles”.

Y, en baño, un segmento muy importante a nivel de resultados en el negocio minorista, ¿qué importancia tiene el brafitting?

Es importantísimo y además supone una oportunidad más para fidelizar haciendo que pueda elegir el bikini o bañador adaptado a sus medidas. Existen suficientes marcas que se encargan de baño low cost y de tallas imposibles, por lo que tenemos una oportunidad estupenda para cumplir los deseos y necesidades de mujeres con copas superiores a la D.

 

 

 

Leer más

NO TE PIERDAS...

¡DALE UN VISTAZO!

Close
Close
Close

Adblock detectado!

Para visualizar nuestro contenido desactiva el bloqueador de anuncios. No hay SPAM malicioso
Para divulgar las firmas y colecciones de moda íntima y baño entre profesionales y consumidores.
La guía de
MARCAS
VER LA GUÍA
VER LA GUÍA
La guía de
MARCAS
Para divulgar las firmas y colecciones de moda íntima y baño entre profesionales y consumidores.
Al continuar sin cambiar la configuración de cookies, asumimos que está de acuerdo con esto.
Usamos cookies para que tenga la mejor experiencia en nuestro sitio web.
Estoy de acuerdo
Usamos cookies para que tenga la mejor experiencia en nuestro sitio web.
Al continuar sin cambiar la configuración de cookies, asumimos que está de acuerdo con esto.
Estoy de acuerdo