ACTUALIDAD

De tiendas… por Madrid

Hasta hace sólo unos años, Madrid era una villa, de más de tres millones de habitantes, pero una villa. Anécdotas a parte, Madrid es capital del estado, sede del gobierno y cruce de caminos de todos los españoles. Así la tercera ciudad más poblada de la UE, con una actividad frenética, un ritmo incansable y unas ganas decididas, trata de transformarse en la urbe moderna del Siglo XXI. Nosotros la recorremos para enseñarte cómo es el retail íntimo madrileño. Y casi nos quedamos allí. Avisados.

“Allá donde se cruzan los caminos, donde el mar no se puede concebir, donde regresa siempre el fugitivo…” Con esas tres estrofas, el mítico Joaquín Sabina inicia su alegato a Madrid en su canción “Pongamos que hablo de Madrid”. Caótica, o desordenada a su manera, monumental, bella, agradable, influyente, acogedora, la capital española representa a la megalópolis moderna del sur de Europa, como la dibujan los politólogos y sociólogos, con una población de más de 3,2 millones de habitantes, que superan los seis millones si incluimos su área metropolitana.

Abierta al mundo, amable para con todo el que llega de fuera y rebosante de vida, sobre todo nocturna, como asegura su fama, Madrid cuenta, según el informe “El Comercio de Madrid en cifras”, elaborado por el área económico del gobierno regional, con una amplia, rica y diversificada oferta comercial, tanto en la propia capital como en los diferentes municipios que la conforman, y en la que podemos encontrar diversas áreas y ejes comerciales urbanos en sus 21 barrios o distritos plenas de negocios desde los más tradicionales y clásicos a los más modernos conceptos como franquicias, cadenas especializadas de firmas nacionales e internacionales y grandes almacenes comerciales. Entre todos ellos, el sector comercial madrileño representa el 13,2% del PIB de la región, del que el 7,4 % corresponde al comercio minorista, lo que sitúa a este segmento de actividad en uno de los más importantes para la capital.

En este contexto, aprovechamos para hacer un recorrido De Tiendas de moda íntima en la capital de España, saliéndonos de los recorridos comerciales y las rutas de shopping más comunes en cualquier guía de viaje que se precie, y encontrando negocios variopintos que hacen gala de su pasión por la lencería y de su vocación de servicio al cliente para diferenciarse de la competencia que suponen grandes superficies y cadenas multinacionales.

Así, ubicada en uno de los barrios con más solera de Madrid, Chamberí, hacemos nuestra primera parada en Castillo Mendía, fundada hace 80 años como una mercería tradicional y que en todo este tiempo se ha transformado en “la lencería del barrio”, donde atienden a clientela habitual, de clase media y que busca atención personalizada y especialización constante. Con Ofelia García al frente, miembro de la tercera generación familiar dedicada al universo íntimo femenino, esta tienda de grandes dimensiones cuenta entre sus firmas con las prendas sofisticadas de Passionata, Prima Donna, Simone Pérèle, Anita, Lou o Selmark, así como los básicos de Figfort, Triumph o Playtex. En materia masculina operan las firmas Impetus, Ocean, Punto Blanco, Abanderado y Kler,mientras que en baño disponen de Prima Donna, Anita, Red Point, Basmar, Ory, Cocoa, Selmark, Xanadú y Lidea. Además, pijamas de Mitjans, Barandí, Marigall, Egatex, Señoretta y Belty, así como medias de Janira, Philippe Matignon, Filodoro, Omsa y Platino que completan con complementos de baño, foulards, echarpes, sombreros y accesorios de mercería.

El deseo de satisfacer las necesidades de sus clientas, un servicio atento y exquisito, que ahora amplían a residencias geriátricas, y una visión integral y moderno del negocio, hacen de este establecimiento un referente en la capital, en la que tratan de destacar con el uso de las redes sociales, la shop online y la página web para comunicarse con sus públicos más jóvenes, mientras tratan de abrirse paso ante un futuro que ellos consideran “muy incierto”.

Con la experiencia de más de 20 años adquirida en un popular negocio corsetero de toda la vida en el Barrio de Salamanca (Lencería Mily), Pilar Martínez abre en 2002 su propio negocio en el que el trato atento y personalizado y el conocimiento de la clientela, sus gustos y sus necesidades se convierten en su máximo valor diferencial. Dirigida a un público de nivel adquisitivo medio-alto, es un establecimiento coqueto y selecto, decorado por ella misma en el que encontramos la corsetería sofisticada de Lise Charmel o Eprise, los básicos corseteros de PrimaDonna, Chantelle o Antigel o el baño de MM, Xanadú, Lidea, Antigel, Lise Charmel o Charmline, entre otras. Además, en medias trabajan las firmas Philippe Matignon y Cecilia Rafael así como los pijamas y moda homewear de Mitjans, Furstenberg, Vania, Gloria Baroni y su propia marca. Mientras no se cierran a incluir ropa casual en su portfolio en un futuro próximo, no disponen de oferta masculina ni de shop online, si bien emplean las redes sociales para mantener informados a sus públicos. Tradicional y cercana por encima de todo, la propia Pilar nos asegura que si es necesario se desplaza a domicilios y residencias de ancianos para ayudar y asesorar a sus clientas con movilidad reducida, así como felicita telefónicamente a sus fieles clientas en navidades y cumpleaños. Y sin CRM que le ayude en la gestión de clientes ;-).

Sin salir del Barrio de Salamanca, Lourdes García Fernández nos presenta Fajas Ruiz, un establecimiento de los de toda la vida, abierto en 1967 y que presenta una amplia oferta de prendas de corsetería, lencería y fajas, así como dispone de artículos específicos como postquirúrgico y mastectomía, fajas terapéuticas, maternidad, tallas grandes y bañadores a medida. Entre las firmas que operan, PrimaDonna, Chantelle e Ivette en corsetería sofisticada, básicos de Anita, Triumph o Felina, entre otras y bañadores y bikinis de Xanadú, Anita y Ory. En su parte masculina disponen de Sloggi, Massana y Abanderado, mientras que en pijamas encontramos Gloria Baroni, Massana o Promise, así como las medias de Janira, Golden Lady y Marie Claire. Además, completan su portfolio zapatillas de estar por casa, albornoces, pareos, vestidos playeros y camisetas de fantasía. Preocupados por la excesiva competencia que ejercen las grandes superficies y cadenas comerciales, sobre todo por la libertad de horarios y la capacidad de realizar ofertas, mantienen su optimismo en base a una exquisita atención y una asesoría personalizada, y física, y es que no hacen demasiado caso a su reputación online ni a las redes sociales.

No lejos de allí, en el barrio de Ventas, encontramos nuestra siguiente parada: Flor de Loto, una lencería corsetería especializada en tallas y copas grandes abierta por Patricia Fernández en 2011 como respuesta a una necesidad; encontrar prendas que se adaptasen a su anatomía y morfología y que, tras un periodo de venta exclusivamente en el entorno online, decidió abrir tienda física para poder atender de forma personalizada a sus clientas. Así, en su portfolio encontramos firmas como Curvy Kate, Anita, Elomi, Elila, Freya, Royce Lingerie o Cake maternity en el plano más sofisticado, los básicos de Ysabel Mora, Evans o Naiara, el baño de la propia Curvy Kate, Anita, Elomi, Fantasie y Evans, los pijamas de Yours Clothing, Tesco y Bonmarché y las medias de Ysabel Mora, Pretty Polly, Lida y Pamela Mann, entre otras. Además, disponen de moda íntima nupcial en tallas especiales, sujetadores de tallas que van de la 75 a la 150 y copas de la D a la K y una completa oferta de corsetería y baño postquirúrgico. Volcados en la tecnología y las posibilidades que ésta ofrece, disponen de shop online, trabajan la comunicación mediante las redes sociales y trabajan día a día por asesorar a las mujeres en la búsqueda de su lencería ideal con la que sentirse cómoda, sana y saludable.

Unos barrios más a la izquierda del mapa, en el eje comercial que supone la calle Orense, en pleno distrito financiero de la capital, llegamos a Goya Molero, una establecimiento que desde 1979 se ha convertido en todo un referente de la moda íntima madrileña, y al que acuden clientes de nivel alto entre los que se incluyen destacadas celebrities e incluso miembros de la Casa Real. No obstante, este coqueto establecimiento fue el primer punto de venta en introducir La Perla en nuestro país. Tradición, experiencia y know how se suman a una variada y amplia oferta de prendas lenceras, con firmas como la propia La Perla, así como Lise Charmel, Andres Sarda, Chantelle o Prima Donna en el segmento de seducción. En baño, trabajan con MM, Andres Sarda, Roidal, La Perla e Iodus, mientras en medias disponen de la propia La Perla, Wolford y Oroblu y los pijamas de La Perla, Marigall, Nansú, Infiore o Furstenberg, entre otras.

No muy amantes de la tecnología y sus posibilidades (no tienen web ni perfiles en ninguna red social), su negocio se basa en el expertise y el conocimiento profundo del producto y de la anatomía femenina mientras ven claro que, a pesar de que el contexto es complejo, “la seducción nunca va a morir”. Y allí están ellos para dejarte aconsejar.

Finalmente, en el extrarradio de la capital, más concretamente en el popular barrio de Aluche (si bien disponen de otro establecimiento en el C.C. Loranca (Fuenlabrada), encontramos Begoña Moda Íntima, ubicada en el C.C. Plaza de Aluche, una corsetería/lencería “moderna” con casi 50 años a sus espaldas y que cubre las necesidades de cualquier mujer en materia de moda íntima. Para ello, disponen de un amplio portfolio de marcas que van desde la lencería más seductora de Simone Pérèle, Chantelle y Conturelle a los básicos de Selmark o Chantelle pasando por la lencería masculina de Calvin Klein, Abanderado, Sloggi o Armani, entre otras. Además, moda baño de Bestform, Intima Cherry, Freya, Selmark, Roidal, MM, Triumph y Sloggi, pijamas de Lady Betty, Gisela, Ad+, Kumi y revic, y medias de levante y de DIM. Además, disponen de un pequeño apartado dedicado al erotismo.

Decididos a pelear el futuro del retail íntimo con animosidad y decisión, emplean las redes sociales y la página web, que dispone además de shop online, para llegar a sus públicos y comunicarse con ellos, mientras miran al futuro tratando de hacerse un hueco en este dinámico mercado como es el de la moda íntima.

Tradicionales, opuestos al concepto del fast fashion que encuentra en Madrid su caldo de cultivo ideal con una regulación comercial que las favorece y un mercado masivo y muy atomizado, no son todas las que están pero si que representan una parte del retail que nunca debería faltar en una megalópolis como ésta. Como dicen por ahí, “de Madrid al cielo”.

 

Leer más

NO TE PIERDAS...

Close
Close

Adblock detectado!

Para visualizar nuestro contenido desactiva el bloqueador de anuncios. No hay SPAM malicioso
Para divulgar las firmas y colecciones de moda íntima y baño entre profesionales y consumidores.
La guía de
MARCAS
VER LA GUÍA
VER LA GUÍA
La guía de
MARCAS
Para divulgar las firmas y colecciones de moda íntima y baño entre profesionales y consumidores.
Al continuar sin cambiar la configuración de cookies, asumimos que está de acuerdo con esto.
Usamos cookies para que tenga la mejor experiencia en nuestro sitio web.
Estoy de acuerdo
Usamos cookies para que tenga la mejor experiencia en nuestro sitio web.
Al continuar sin cambiar la configuración de cookies, asumimos que está de acuerdo con esto.
Estoy de acuerdo